8.4.08

EL ARTE DE ZURCIR EL ESPACIO DE LA CAÍDA

Graciela Maturo indaga en La mirada del poeta los hilos de la creación

De larga trayectoria como docente universitario, ensayista exquisita y sobre todo poeta, la argentina Graciela Maturo nos entrega en este libro, una serie de breves ensayos acerca de la creación poética, los particulares universos que algunas de las grandes voces de nuestra lengua, han desplegado desde su verbo en movimiento, aquel que cada poeta acuña con sangre para dar a conocer su “oficio de viviente” en el mundo. Una mirada que, en todo caso, es siempre devuelta genuinamente al mundo como interpretación y actitud transformada en acción. “La mirada del poeta” ve la luz en España por primera vez de la mano de Ediciones Amargord.

En La mirada del poeta de la argentina Graciela Maturo nos topamos con breves ensayos sobre la creación poética, los particulares universos que algunas de las grandes voces de nuestra lengua han desplegado desde su verbo en movimiento. Es la primera vez que este libro ve la luz en España y lo ha hecho con Ediciones Amargord, a través de su colección Los Orfebres dedicada a los autores de allá.

La mirada del poeta es el título del primer capítulo englobado en este libro que se subtitula: Ensayos sobre el conocimiento y el lenguaje poético. Un total de doce estudios en los que perfila su idea y compromiso con el Arte Mayor de la escritura.Recuerda Graciela en su prólogo que la poesía le acompaña desde la primera adolescencia. “Me enamoraba de las palabras, pero sabía que detrás del encantamiento, del lenguaje y el ritmo había algo más: una búsqueda del sentido, un camino del conocimiento y autotransformación, un mundo espiritual.”

El espacio de la caída

Maturo descubre que la palabra no es el valor fundamental de la poesía, sino que está acompañada de otros elementos no controlados por la racionalidad, como lo pueden ser la sonoridad, la plasticidad, el color, la forma y hasta el movimiento. “Estimo que la conciencia del artista, como la del santo y el asceta, penetra en máximo grado en el misterio del Universo y en la intimidad del alma.”

En el ensayo que abre el libro hace referencia a la misión del poeta, dotado con el don de ver lo invisible. Si el hombre puede ser definido como el ser que comprende, el poeta es aquel que contempla y crea para comprender. Su atención a la realidad pone en marcha todas sus facultades: sensibilidad, afectividad, memoria, fantasía creadora, intuición simbólica, intelección y reflexión.

La tarea del poeta, para decirlo con palabras del cubano Lezama Lima, es “zurcir el espacio de la caída”. Hacer poesía no es sólo la movilización de una baraja lingüística, sino la construcción de una morada en el mundo. El descubrimiento de un destino humano.

De Garcilaso a Huidobro y Lezama Lima

Graciela Maturo realiza estudios globales sobre poética y singulares sobre Lezama Lima, Garcilaso de la Vega, Oliverio Girondo, Alejandra Pizarnik, Vicente Huidobro, entre otros.

A Huidobro lo identifica, con Bachelard, como "un poeta de la imaginación aérea". La poesía de Alejandra Pizarnik la descubre en un proceso arduo "hacia el ser escondido de la realidad". Y rescata, en la obra de ella, el amor como posibilidad de recuperar al desesperado, a quien padece en soledad, y como oportunidad de "curar la enfermedad de vivir".

En su estudio del soneto primero de Garcilaso, pone en juego su capacidad hermenéutica con reclamo para indagar por el sentido, la intencionalidad y la unidad del texto, en busca de la coherencia, en proceso de examinar en detalle y con integralidad la obra, reconstruyendo ese mundo.

Lezama despeja el sentido de lo metafórico como asedio, como "superación de oposiciones", como "tensión indeclinable hacia la unidad entrevista y ansiada"; la metáfora también como "prefiguración de la imagen".

La poesía, decía Dostoievsky, salvará al mundo. Esta afirmación, que no debe ser leída literalmente, guarda una verdad intrínseca. En efecto, el poetizar es la última reserva que nos ha quedado para la preservación de la cultura, en un tiempo de excesos informativos y comunicacionales que parecen propiciar la extinción de la espiritualidad.




* La mirada del poeta está publicada en la colección Los orfebres de Ediciones Amargord




Graciela Maturo: Escritora, poeta y ensayista, profesora universitaria, estudiosa de las letras, Investigadora Principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Fundó en 1970 el Centro de Estudios Latinoamericanos, de amplia trayectoria en la investigación de las letras y la cultura de América Latina. Dirigió las revistas Azor (Mendoza, 1960-1965) y Megafón, Buenos Aires, 1975-1989). Obtuvo numerosas distinciones.

Su obra publicada abarca la investigación y la crítica literaria, el ensayo y la poesía. Algunos títulos recientes: La identidad Latinoamericana, Buenos Aires,1997, Marechal: El camino de la belleza, Biblos, Buenos Aires, 1999. La razón ardiente, Biblos, Buenos Aires, 2004. Julio Cortázar y el Hombre Nuevo, FIA, Buenos Aires, 2004. Filosofía y Literatura, U. de Caldas (Colombia), 2007.

Obra poética: Un viento hecho de pájaros, Córdoba, Argentina, 1958; El Rostro, Montevideo, 1961, reeditado por Ciudad Gótica, Rosario, 2007; El mar que en mí resuena, Buenos Aires, 1965; Habita entre nosotros, Mendoza, 1968; Canto de Eurídice, Buenos Aires, 1982; El mar se llama ahora con tu nombre, Buenos Aires, 1993; Memoria del Trasmundo, Buenos Aires, 1995, reedición 1999; Cantos de Orfeo y Eurídice, Córdoba, Arg. 1997; Nacer en la Palabra, Mendoza, 1997; Cantata del agua (plaqueta), Buenos Aires, 1998; Navegación de altura, (plaqueta), 2004. El bosque de Alondras, Antología en preparación.



La mirada del poeta
Autora: Graciela Maturo
Colección Los orfebres
Director colección: Rodrigo Galarza
Ediciones Amargord
Primera edición: 2008
ISBN: 978-84-87302-79-4
Dibujo de portada: “Mujeres musicantes” de Zdravko Ducmelic
Maquetación y diseño: EN LÍNEA


* Noticia enviada el 09/04/2008